OEUVRES DR. CORNELIA PAUN HEINZEL

 

DR. CORNELIA PĂUN HEINZELEl laberinto de los enigmas”

http://www.atheneum.ca/proza/labirintul-enigmelor

Julián abrió el periódico y estuvo leyendo los artículos aburridos, solo uno de ellos le llamó su atención. Una hermosa y famosa cantante rumana que actuaba en la Opera de Viena, fue encontrada muerta en el baño con una bolsa de plástico en la cabeza. En el artículo, venía escrito que su marido no trabajaba y que vivía del dinero de su esposa, gastándolo en los clubes además de tener numerosas aventuras con mujeres. Ahora tendría una impresionante riqueza debido a su esposa. “Se consideraba que había sido un suicidio”- decía el siguiente artículo.

Andrés, su hijo, cogió el periódico y leyó vorazmente el artículo con satisfacción.

……………………………………………………………………

Julián, su esposa Alina y su hijo Andrés, iban rápidos en la autopista dirección Múnich. Apenas habían salido del túnel, cuando su esposa Alina le dijo

–“Detente, tengo que ir a un sitio, yo he tomado esta mañana mucha agua mineral, té y café”.

Julián detuvo el coche de repente, Alina descendió y caminó hacia el campo, regresó al cabo de cinco minutos.

Estaba detrás del coche y quería cambiar de lugar, quería llegar a su asiento al lado del conductor del coche delantero.

De repente Julián dio marcha atrás de improviso con el coche. Alina quedo inmediatamente atrapada sin ninguna posibilidad de sobrevivir. Por detrás acababa de llegar un camión enorme, que pisó el cuerpo caído en un segundo.

El conductor detuvo el vehículo asustado, descendió y llegó hasta Julián rápidamente.

- ¿Qué ha hecho? ¿Había alguien en el suelo? –preguntó el hombre alemán.

- Mi… mi esposa… murmuró Julián titubeando.

La policía local llegó rápidamente y después la ambulancia.

Colocaron a Alina en la camilla. Y a Julián se le dejo que explicase lo que había ocurrido.

Andrés, su hijo, permanecía en estado de shock, estaba con la mirada fija desde que ocurrió, el amaba mucho a su madre y no entendía lo que había pasado. Sólo sabía que él estaba sin ella y que su madre iba en una ambulancia.

- Debes aguantar y superarlo, Andrés. ¡Se fuerte! –le dijo Julián.

Entonces Julián llamó a su suegro, que adoraba a su hija, la amaba. Necesitaba dinero para repatriar el cadaver desde allí.

- Soy Julián. Estoy cerca de Múnich, pero tuve un pequeño accidente y Alina fue la víctima.

- ¿Está en el hospital? – dijo el anciano asustado- Mando dinero para salvarla.

- No ha sobrevivido. Ya está en el depósito de cadavers y no tengo dinero para regresar a casa, por favor envíame dinero haciendo un giro en el banco. Es muy caro –explicó Julián.

- Pero, el chico, Andrés, ¿Cómo está él? –preguntó el abuelo, conmocionado con lo ocurrido.

- Está bien, no le ha pasado nada –dijo Julián.

………………………………………………………………………….

Julián era feliz. Él se había convertido en un ídolo de las mujeres conocidas, sobre todo entre las estudiantes de la Universidad, donde era profesor, de sus vecinas, de todas las mujeres conocidas. Era atlético, alto, sin afeitar, con poco pelo en su cara, siendo permanentemente un hombre sufriendo apuros tras el fallecimiento de su esposa Alina, el amor de su vida. Él encontraba consuelo con cualquier mujer que encontraba, impresionado que en esta época existen hombres que aman intensamente como en las películas clásicas de amor…

En su estudio de pintura, estaba Andrada, rubia, con el pelo largo y suave, flexible, con un vestido ceñido tan desgastado que se trasparentaba de color rosa, con una camisa de color magenta de diseño recortado. Le miró lánguida, con sus pestañas postizas largas y a menudo exageradas, parpadeando.

- Llegué al laboratorio, señor profesor –dijo la joven con voz suave.

- Tenemos que seguir adelante con sus clases. Pero

¿dónde están sus compañeros? –dijo el hombre.

- ¿Cómo voy a saberlo? Soy una estudiante muy concienzuda, respondió con su forma habitual. Quiero aprender tanto… de ti –dijo la joven- haciendo énfasis en su última palabra.

La puerta se abrió de golpe y entró Andrés.

- ¡Oye papá! ¡Terminé las clases por hoy! Estudié historia, nos abandonamos al placer.

- Pero, si lo diste la semana pasada –dijo Julián.

- Si pero es un maestro muy severo, y el muchacho le

dio la explicación completa.

- Tengo que esperar a terminar el seminario –dijo Julián.

- No hay problema, me gusta estar aquí, también aprendo algo sobre pintura. Preparándome para cuando vaya a ser estudiante de aquí –dijo el muchacho – si alguna vez me convierto en uno… Tú me has dicho que la sección tuya es la más fácil, con pintura religiosa.

Estaba oscuro. Debían salir juntos, Julián y Andrada

salieron primero del edificio. Andrés los siguió en silencio, ellos estaban a una distancia aproximadamente de cien metros.

- Aquí estoy –dijo Andrada- ¿No sube conmigo a mi

habitación? Por favor, por favor –dijo ella con una voz que no se podía rechazar- Tomamos un café y una tarta hecha por mí.

- Pero, ¡Yo estoy con Andrés! –dijo el hombre liado.

- Deja papá, me voy a casa solo, soy mayor –dijo el chico.

- Pero… es peligroso –continuó Julián indeciso.

- ¡Vamos! Estoy seguro de que puedo llegar –asintió

Andrés – Adiós papá. Nos vemos pronto en casa.

Julián miró a la joven. – vamos y nos sentamos, debemos subir a pie, el ascensor está roto.

La casa estaba cerrada y emanaba un olor desagradable a chucrut, subieron las escaleras en la oscuridad.

- Esta es mi casa –dijo Andrada- abriendo una puerta

fea, de madera prensada, pintada de blanco. Y se precipitó con sus brazos alrededor del cuello del hombre, besándole apasionadamente.

……………………………………………………………………………………

Julián llegó tarde a casa.

Andrés lo estaba esperando nervioso.

- ¿Qué te pasó? – le preguntó al hombre. Hubiese sido mejor venir contigo.

- No es nada, estoy bien –dijo el hombre bruscamente, mientras se lavaba las manos que chorreaban continuamente un líquido rojo – vete a la cama.

………….................................…………………………………………….

Ya por la mañana, Julián encendió la radio, era la hora de las noticias.

“Cerca de la Universidad de Bellas Artes, una asistenta encontró el cuerpo de una joven estudiante, muerta asfixiada en el baño, con una bolsa de plástico en la cabeza” –dijo la voz del presentador.

Cogió el periódico de la mesa de la cocina y un artículo le llamó la atención. Un millonario murió en un accidente náutico, su amante salió milagrosamente ilesa, fue esta quien heredó su imperio financiero y se convirtió en la reina de las salchichas. El hombre había sido un camarero

antes de la revolución, pero con la actividad que realizó de alta seguridad para ésta, le ayudó a comprar la antigua fábrica de embutidos casi gratis, siendo socialista en su ciudad de residencia emprendió negocios rentables utilizando las relaciones que había hecho entre las personas de la “Securita”. Él se había divorciado de su esposa y su amante actual fue ex colega de la camarera.

Andrés le pidió el periódico.

- Quiero leer el artículo –le dijo el chico mirando a su padre.

Desde la Plaza Romana donde ellos tenían el apartamento llegaban rápidamente a la Universidad. Era viernes y el fin de semana se aproximaba.

Al final del pasillo, Julián se encontró con la nueva asistenta de la Universidad, delgada, morena, siempre con una gran sonrisa.

 - Iré a hacer cabotaje en el río con mi barco. ¿No vendrá usted y el Sr. Ginaca?- le pregunto la bella joven a su antiguo compañero, el eterno triste e inconsolable viudo tras la muerte de su esposa.

El hombre pensó que no tenía nada especial que hacer para los próximos días.

- Tengo que cuidar a mi hijo, usted sabe que estoy viudo –le explico Julián convincentemente.

“Que hombre más fiel y sensible”, pensó la joven impresionada por el comportamiento de su colega.

-Puede venir –dijo la chica- Vamos en coche hasta Calarasi, allí mi familia tiene un barco, para navegar por el Danubio, es muy agradable.

- Esta bien, pero en mi coche –dijo Julián- ¿A qué hora quieres que vaya a recogerte?

- Estaría bien que no fuera más tarde de esta mañana, tenemos tiempo suficiente para hacer todo lo programado –dijo ella.

Llegaron a Calarasi rápidamente, el camino no estaba demasiado atascado.

- Nos detendremos en la mina. Tomamos el barco, un

tabernáculo, porque pasaremos toda la noche en la isla, hay mucha comida, mi madre nos ha preparado muchas cosas buenas; hablé con mi padre y nos ha preparado todo lo necesario para el viaje.

- Venga, venga, señor. Adela nos dijo que sería agradable para usted, nosotros lo admiramos mucho. ¡Usted ha amado tanto a su esposa y todavía le es leal!... Claro, con tanto amor, con el carió de su hijo… Pero, sírvase y tome el desayuno, hay café con tortas caseras y una tortilla de huevos con tocino y queso. Esta mañana cogí en el jardín algunos tomates, pepinos, pimientos, cebolla, hojas de albahaca aromáticas y frescas con las que prepare una ensalada.

- No quiero molestar demasiado, usted es muy amable…-dijo el hombre.

- No hay problema, me alegra mucho, he hecho unos

deliciosos pasteles para el camino –dijo la mujer, encantada.

- Y yo he preparado el barco, la tienda y todo lo necesario para este pequeño viaje –dijo el padre de Adele, un hombre fornido con barba espesa – tenga cuidado, el peligro está por todas partes del Danubio.

- Podemos irnos –dijo la chica- He ido contigo a la isla y he cruzado el Danubio en barco muchas veces.

El padre de Adele los llevó al embarcadero del Danubio cerca de donde estaba amarrado el barco.

- Debemos remar todos, si usted quiere que tengamos un buen rendimiento y el chico puede hacerlo –dijo el hombre, mientras empujaba el barco al Danubio. Yo prepare las cosas necesarias para el viaje.

Julián, Adele y Andrés saltaron felices al barco, era algo nuevo para ellos.

Adele tomó los remos y empezó a remar con fuerza.

- Así se debe remar, fijaos bien en mí –les dijo.

La mujer vestía completamente de blanco con una camiseta y un pantalón corto, con la piel morena ya que estaba bronceada y a Julián le parecía atractiva. Llevaba la melena recogida en una cola de caballo y tapada con una gorra blanca con visera.

- Es un poco difícil –dijo Andrés, al intentar, sin éxito remar en fila.

- Si no remas con más fuerza en el agua, no llegaremos a la isla –dijo la mujer.

No tardaron mucho llegar a la zona de aguas tranquilas, a su alrededor no había nada más que agua, la tierra estaba lejos y durante bastante tiempo no era visible, pero no tenían tiempo de admirar el paisaje, ellos debían de remar para avanzar y llegar a su destino.

- Estoy cansado de tanto remar –se quejó Andrés.

- Ya es suficiente –dijo Adele- ¿Estás aburrido? ¿No te gusta? ¡Todo es tan atractivo y fascinante!

Remó por inercia cada vez más y más, la tierra no se veía.

- Parece un espejismo. ¿Llegaremos alguna vez a la isla?–preguntó Julián exhausto.

- Inmediatamente. ¡Ya queda muy poco! –Adele les animó– Remad duro, ¡Sois atletas!

Cuando se vio algo verde en el horizonte, Julián preguntó alegremente: ¿Qué es?

- ¡Por fin! ¡Llegamos! Es el bosque de la isla –dijo alegre.

Observando el oasis de tonos verdes aunque los dominios estaban lejos. El suelo arenoso que limitaba con la extensión del agua hizo pronto su aparición. E inmediatamente a algunos metros se encontraba un bosque denso con abundante vegetación como si fuera una selva. Parecía un lugar enigmático donde lo imposible parecía posible, donde el bosque y la playa se unían, donde el día y la noche se tocaron por un momento, el sol y la luna se miraron a los ojos durante un segundo.

Ellos descargaron el equipaje y Adele comenzó a preparer las cañas de pescar.

- No sé pescar –dijo Andrés.

- No pasa nada, aprenderás ahora, Cogí cañas para todos, hoy comeremos pescado cogido por nosotros.

La mujer trajo una gran red de pesca.

- Ven a ayudarme a montarla –dijo la mujer a Julián- yo sola no puedo.

Una vez que se extendía en el Danubio, les enseñó cómo utilizar las cañas de pescar.

Estuvieron sentados durante media hora sin hablar,

Adele les había dicho que no debían asustar a los peces.

-¿Muevo las cañas? –preguntó Julián.

- Cógela –dijo Adele.

- Mira, pescamos un pez pequeño –dijo el hombre.

- ¡Es un Rudd! Lo pondremos en el fuego y nos lo comeremos, pero necesitamos coger más, debemos conseguir tres peces dado que nosotros somos tres.

Pronto Adele pescó un pez algo más grande, parecía una cabaña, a continuación una más pequeña.

- No entiendo, ¿Por qué no pesco nada? –dijo Andrés triste.

-Ten paciencia, vendrán hacia ti, solo debes estar tranquilo, no hables tanto y no te preocupes. Los peces notan cuando estas nervioso –explicó Adele.

- Mira, cojo, cojo y saco la caña –dijo Andrés- ¿Pero qué es esto? ¡Una serpiente! –comentó enojado.

- ¡Es una anguila! También es un pez. Es muy bueno –le aseguró Adele – Eres un gran pescador, lo has hecho a la primera. ¡Bravo! Podemos parar ahora –dijo- mientras que sacaba la caña de pescar del Danubio, con un gran pez.

- ¿Qué es? –preguntó Andrés con curiosidad.

- No sé cómo se llama, pero está bueno para comer, una vez lo comí con mi familia –dijo Adele- ahora haremos fuego y haremos la barbacoa, prepararé una ensalada con el pescado, tomate, pimienta, albahaca y cebolla, vais a ver que está delicioso.

Julián le dio la vuelta a los pescados en la parrilla, mientras Andrés estaba jugando en el Danubio, tirando piedras al agua y corriendo feliz sobre la arena.

- No vayas al bosque, no sea que salgas lastimado, no sea que haya algo malo, no sabemos qué peligros pueden existir en él –dijo Julián.

Adele tomo la caldera con agua y le fue añadiendo harina de maíz. Se las arregló para aumentar el fuego con la ayuda de Julián.

- Veréis que polenta más deliciosa voy a hacer –dijo la muchacha – Nunca habréis comido una tan buena.

A Julián y a Andrés les parecía increíblemente delicioso el almuerzo.

- Me siento como si fuera Robinson Crusoe –exclamó Julián.

- ¡Qué bueno estaba mi pescado! Pero no estoy lleno,

quiero comer más, por suerte tienes pescados más grandes que los míos –le dijo Andrés a Adele.

Estaba atardeciendo y necesitaban montar la tienda de campaña para pasar la noche. No era moderna y tampoco sofisticada, así que las operaciones para montarla eran muy simples.

¿Pero cabremos todos en la tienda? ¿Cómo vamos a dormir? –preguntó Julián.

La noche es muy fría en la isla –dijo la mujer- dormiremos juntos. Y puso los colchones. Andrés estará en el medio, para protegerlo, por encima nos pondremos la ropa de deporte y con mi chaqueta de cuero nos taparemos.

…………………………………………………………………………

Por la mañana en la radio se estaba dando la noticia del día: “Una mujer ha sido encontrada muerta tras un accidente nautico en el Danubio”.

Julián cogió el periódico y lo leyó cuidadosamente. Una artista conocida fue encontrada muerta en su casa, se cree que la causa habría sido la ingesta de veneno, estaba sola en casa al atardecer, se considera que tuvo una depression suicida, su marido en ese momento estaba con otra mujer.

- Me lo darás para leerlo cuando hayas terminado –dijo Andrés, exigiendo el periódico.

- Por supuesto, espera un minuto –dijo el hombre- tengo que ir hoy a la escuela, tu maestra de alemán quiere hablar conmigo, se que quiere decirme.

-¿Qué te quiere decir? ¡Creo que le gustas, papá! Gira sus

ojos cuando te ve igual que cuando veo luciérnagas en la noche –dijo el chico.

Julián tenía sólo dos horas de seminario. Desde la Universidad hasta el colegio de Andrés no había mucha distancia, llegó en un cuarto de hora.

- ¡Ay! Voy ya señor Ginica, ¡Qué bien que haya venido! –exclamó la maestra encantada- Tiene un muy buen chico, pero necesita estudiar más, me ofrezco para darle unas horas extras en mi casa de forma gratuita.

- Señora, pero no se debe de molestar –dijo Julián cortésmente.

- No supone ningún problema para mí cuando se trata de usted… y para Andrés, por supuesto.

La maestra, es una señora de mediana edad, simpática, con el pelo teñido de negro y liso, la piel muy blanca arrugada por la edad.

Ella tenía una barriga enorme sin ser demasiado gorda.

-Puede venir y traérmelo, yo vivo en el bloque sobre el boulevard en la esquina del supermercado Mega. Les espero mañana a las cuatro de la tarde, no voy a aceptar que lo rechace –dijo la mujer.

Julián sabía que sus suegros, los padres de Alina, sabían perfectamente alemán y siempre se habían ocupado de ello con el muchacho para que aprendiese muy bien el idioma, pero no pudo rechazar los deseos de la maestra, Andrés dependía de ella y debía observar especialmente el paso en los exámenes de la escuela secundaria para terminar el bachillerato, así que fue con el niño a meditación.

Julián encendió el televisor para escuchar las noticias de la mañana. Una maestra había sido encontrada muerta en su apartamento en el boulevard, como vivía sola supuestamente se suicidó, la noticia del día era que habían encontrado a una chica muerta con un cuchillo por su ex novio celoso.

…………………………………………………………………………..

 El hombre se bebio el cafe y acompano como de costumbre a Andres a su colegio y desde alli rapidamente llego a la Universidad. Hoy tenia muchas horas de clases y distintos cursos, con pausas, los llamados descansos pero debia de terminar el programa esta noche. En sus clases asistieron increiblemente muchos estudiantes,

casi todos, ya que se acercaba el final del semestre. Al final de la practica de laboratorio, quedaba Irina, una chica alta, pelirroja, con los ojos azul claro.

- Queria preguntarle como puedo realizar el trabajo para aprobar.

Julian le dio un poco de tiempo para darle las explicaciones, aunque ya era tarde.

- Vamonos juntos, ya que son peligrosas estas calles a esta hora –dijo Julian y salieron juntos a traves del edificio de la Universidad. Andres les aparecio delante.

- Pero, .Que haces aqui a estas horas? –le pregunto Julian.

- He venido a buscarte –respondio el muchacho – para que no estes solo en casa.

…………....................................………………………………………….

Julian se desperto mas tarde de lo habitual, abrio su ordenador portatil y empezo a leer las noticias del dia. La noticia decia que fue encontrada apunalada una mujer joven en una calle cercana a uno de los edificios de la Universidad de Arte.

Julian fue como de costumbre, al mediodia, a recoger a Andres al colegio para ir a comer en la Facultad de Ciencias Economicas. Alli era donde su esposa era profesora antes del accidente y sabia que podian comer bien y barato. Apenas sabia cocinar y no mucho interes por aprender.Si queria algo especial, iba a comer a casa de su madre, o a alguno de sus admiradores, quienes felizmente hacian alarde de su talento gastronomico para conseguir algo de el, como era el caso de la profesora de historia de Andres, que lo invitaba a la misa dominical. Pero ahora, en la mesa de enfrente habia una joven estudiante de ACE, era rubia, delgada con unos ojos grandes y una mirada penetrante que se lo comia con los ojos de forma voluptuosa, presentandose y los ojos iban poco a poco hablando y parpadeando a la vez, como si quisiera mostrar unas pestanas excesivamente largas y gruesas. Tomo el almuerzo y no tardo en llegar a la mesa donde estaba ella, pasando como en una pasarela de un desfile de moda.

- .Usted es profesor nuestro? – pregunto la chica insistentemente manteniendo el contacto visual con el hombre.

- Soy profesor, pero no de esta facultad sino de Arte. Mi ex esposa si lo era –dijo Julian en voz baja.

La estudiante se emociono mucho mas. La reaccion del hombre iba mas alla de sus expectativas.

- !Aaaah! En arte, que bello –dijo la joven sonadora. !Eres musico! Me hubiera gustado ir alli… para estudiar diseno de moda. Durante mi tiempo libre soy modelo. Te puedo invitar a un desfile de moda pero las dos invitaciones se las di a dos jovenes.

- .Es su hijo? –continuo la estudiante con preguntas, mientras que ella lo estudiaba con interes. El chico tenia algo que le producia escalofrios y emociones negativas. Parecia un hombre de mas de cuarenta anos, bastante feo, con el pelo demasiado largo abriendose entre grandes granos con pus, el pelo largo como cables, aspero, sin cortar, de un color marron claro, rubio, fornido y alto como su padre, pero no se parecian fisicamente entre ellos.

- Si –respondio Julian a la muchacha.

- .Y tu esposa? –continuo la muchacha con las preguntas.

- Murio en un accidente de trafico en la autopista en Alemania. Se fue a orinar y cuando volvia a subir al coche, un camion –explico Julian cuando le pregunto.

La estudiante estudio al hombre cuidadosamente. Penso que era extrano que diese estas explicaciones. Estaba sorprendida por el accidente, tal vez la mujer era muy aficionada a encontrar su explicaciones despues de pensar que el hombre que estaba delante de ella era muy hermoso. Era mucho mejor que todos los companeros que tenia ese ano, incluso de los mayores de los otros cursos.

- Nos vemos en el desfile de moda la proxima semana, soy Andra –se presento la joven.

- Ginica Julian –dijo el hombre –seguramente iremos.

La muchacha se fue contoneandose de forma lasciva, mientras Julian la miraba hasta que desaparecio por complete la silueta y se perdio de vista.

Cuando terminaron de comer, observaron que habia un periodico en su mesa y se dispuso a leer la noticia del diario.

Julian fue a cogerlo para leer hasta que Andres terminara de comer, la noticia del dia era que se habia encontrado un cuerpo descuartizado, en pedazos de una mujer joven.

- Dejamelo para leerlo –dijo Andres tirando del periodico que tenia su padre en la mano. Y leyo con avidez.

Era viernes y habia decidido descansar y sentarse solo para entrar en las distintas redes sociales informaticas. Julian tenia un monton de admiradores y necesitaba responder, especialmente porque era fin de semana. Era atractivo y divertido al mismo tiempo. Pero sin tener una dependencia no logro dejar el ordenador en el momento que decidio dar es siguiente paso.

El domingo, Julian se vistio elegantemente, como de costumbre con su camisa blanca y unos pantalones vaqueros.

Andres, aunque estaba vestido, tenia una cara extrana y su viejo aspecto, parecia incluso mas viejo que su padre.

La profesora se preparo y acicalo de una forma exagerada, se podia ver claramente que queria impresionar a Julian. Preparando un super menu para que Julian y Andres se sintieran mimados con todas las delicias culinarias de lujo que les ofrecia la mujer.

- Yo estaba de nuevo con los chicos para visitar al rey –record Andres- sonriendo mientras que sus colegas se rieron cuando la maestra realizo un discurso pomposo, temblando frente a la cara del antiguo monarca. Para ellos era una gran diversion. Para ellos Rumania era una republica, un rey era una historia que no tenia nada que ver con la realidad.

- Recolectamos ayuda de los chicos que distribuimos en nombre del rey a los ninos pobres de los pueblos vecinos, -continuaba la mujer contando encantada la historia. Pero ahora quiero que prueben mi tarta, soy maestra en hacer la crema de chocolate.

........................................................................................................

Estaba en el coche sentado en frente de la vivienda escuchando las noticias de la manana, subio el volumen al maximo.

“Se ha encontrado una maestra de mediana edad, en su apartamento en el bulevar, descuartizada. Parece que el asesino planeaba trasladar el cuerpo a otro lugar, pero fracaso”-dijo el presentador, y continuo: “En el bosque Ciolpani se encontro, una joven muerta, estrangulada, parece que los animales del bosque habian devorado parte del cuerpo. Se considera que se suicido”.

- .Vamos a ir al desfile el jueves? –pregunto Andres a su padre. Nunca he visto algo igual, creo que va a ser supe interesante.

- Curioso. –su padre lo corrigio. Prometiste dejar de usar esa jerga y hablar correctamente.

A pesar de ir con ropa elegante, Julian y Andres se dieron cuenta que en comparacion a las demas personas asistentes al evento, ellos parecian que iban vestidos a una moda obsoleta. Pero de todos modos Julian se veia bien, como siempre, este hecho podria ser pasado por alto.

En la pasarela subieron de una en una, las bellezas hacia donde se dirigian todos los ojos, la luz, los colores claros, la musica… todo era tan fascinante que parecia irreal.

- !Mira, es Andra! –dijo el nino estupefacto. !Que Hermosa es, padre! !Maravillosa!!Es como un angel!

Julian y Andres no querian que terminara nunca el espectaculo que estaban viendo.

Al final Andra se acerco a ellos.

-Ahora vamos al club a celebrarlo- dijo la mujer. !Vamos!

Julian no habia ido hasta ese momento a un club nocturno.Como profesor que era, si tenia suficiente dinero pero en estos locales era un gasto enorme y se necesitaba una gran cantidad de dinero, donde solo las personas con mucho dinero se lo podian permitir, pero no podia negarse ante Andra. Ademas tenia curiosidad por estar ahi.

- .Pero Andres?, no puede quedarse solo –dijo- El no puede pasar alli.

-.Andres? !No hay problema! Yo conozco a los chicos de la entrada, yo siempre vengo aqui y ademas Andres parece que tiene la edad necesaria para entrar, ni siquiera preguntan a alguien si tiene dieciocho anos –dijo la chica.

Julian no habia bailado desde la muerte de su esposa. Ahora recordaba sus anos de estudiante, y con Andra todo parecia tan facil. A el le parecia que tenia energia ilimitada y necesitaba consumirla. Bailar era una magnifica solucion. Mas dificil lo era para Andres, con su estructura parecia un oso tratando de moverse.

…………………………………………............................…………………

Por la manana, Ginica se sento en la silla de su oficina.

- .Has oido?- dijo la vieja profesora- Una estudiante de la ACE fue encontrada estrangulada con una bufanda rosa, a la salida de un club de la ciudad. Se hizo un silencio en la habitacion.

-No hay problema, en nuestro barrio, encontraron muerta a una prostituta, quemada en su apartamento. En las noticias dijeron que se habia quemado sola.

.................................................................................................

Llegaron las fiestas de Pentecostes. Julian y Andres entraron como de costumbre en la iglesia. Y, como siempre, Julian fue asaltado por mujeres que querian consolarlo tras

la muerte de su esposa. Ademas una por una. Clementina, una mujer de unos cuarenta anos, morena, con gafas de miopia y la melena recogida en una cola de caballo, no lo dejaba que se marchara y despues de ir a ver a Julian e invitarlos a su casa.

- Tengo algunas tartas, te van a encantar seguro. El hombre y el nino obedecieron y fueron a la casa de la mujer y entraron.

…………………………………………………….....................................

Por la manana, le llamo la vecina del apartamento de al lado.

- .Has oido que encontraron a Clementina completamente quemada? !Quemo la casa!, .Como se le metio eso en su cabeza? Si era una mujer creyente… -dijo la mujer- continuando con su desayuno. Y una mujer policia fue fatalmente herida por una tirolina, !pero Ina, mi hija quiera ir a bajar con la tirolina!

-!No hay ningun problema! El domingo vamos al parquet a disfrutas de sus atracciones, que venga con Andres, nosotros disfrutamos y nos divertimos mucho –dijo Julian.

Ginica y Andres nunca habian estado en un parque de atracciones antes.

-!Queremos ir a la tirolina! –dijeron las dos mujeres -!vamos a hacerlo!

-Parece que no me atrae demasiado, y no quiero correr el riesgo de dejar solo a Andres. Id vosotras dos, nosotros os esperamos aqui, en la entrada.

La mujer y la nina se pusieron el equipamiento con destreza, se miraron y vieron que ya habian estado aqui, no era la primera vez y parecia incluso que tenian experiencia cuando empezaron y como se movian facilmente, como si volaran sobre el agua.

En un momento determinado, de repente se oyo un grito desgarrador:

-!Se rompio el cable!!Nos caemos!

Y al momento siguiente, Julian y Andres vieron como las dos mujeres desaparecian rapidamente, creando ondas en el agua.

Se creo la alarma y un equipo de salvacion se dirigia hacia el lugar. Don jovenes atleticos regreso con la chica en sus brazos. Nado hasta la orilla y trato de hacer el boca a boca.

La chica no se recupero. !Por favor, vuelva a intentarlo!, continuando la reanimacion, pero fue en vano, sin resultado.

El segundo hombre continuo la busqueda, pero no se encontro a la madre. Desgraciadamente desaparecio en las aguas profundas.

………………………………………….................................................

Un hombre se acerco al lugar donde estaban Julian y Andres.

-Pero, !aqui alguien corto el cable! –dijo el hombre.

-!Ha sido un accidente! Yo he notado esta manana que pasaria algo malo –dijo Julian- y se lo dije a las mujeres, pero ellas no me hicieron caso. Lo bueno es que no han sufrido, es como lo que le sucedio a la mujer policia de la semana pasada. .Se entero de la noticia?

Incluso un pastor murio custodiando las ovejas cuando fue atacado por un enjambre de abejas silvestres.

Andres llego temprano al colegio. Su colega Manuel, venia desde un pueblo cerca de Bucarest, Glina, susurro

– Ven, te voy a ensenar lo que traigo en la bolsa. !Un enjambre de abejas! Lo encontre en el bosque.

-!Tiralas! .No viste que un pastor murio de las picaduras de las abejas? –dijo Andres asustado.

-Pero, .Donde? !Es mentira! Podemos jugar con ellas, dijo el chico.

- Vamos, hoy tenemos que ir con el maestro de piano despues de la escuela para practicar unas horas con el piano –sugirio Andres. Mi padre me dio la mochila para que lo llevara al apartamento del maestro.

……………………………….............................................................

 Julian regreso de la Universidad y como de costumbre despues de la comida, abrio el portatil, leyendo en el con curiosidad la noticia del dia. !Pero esta es la profesora de piano de Andres! –dijo sorprendido mirando la foto publicada.

La mujer habia sido hallada llena de picaduras de insectos, sufrio un choque profilactico. Luego paso algunas horas conversando con sus admiradoras en internet. Tenia tantas mujeres en la vida virtual como en la real. Sin embargo, el estaba fascinado completamente con todas. Sus fotos y escritos eran increiblemente

atractivas, podia conversar con ellas en ingles, frances, espanol o aleman. Tenian conversaciones de lo mas variadas. Con todas se llevaba bien, tan bien… “o al menos eso me parece a mi” –pensaba Julian.

Conversaciones con la jovena mujer que generaron en el un extasis inexplicable. Sus expresiones poeticas estaban empapadas con un romanticism que podia atraer a cualquier hombre a pesar de que tuviera un corazon de piedra. “Esta chica sabe lo que dice o mas bien lo que escribe” –reflexiono Julian. Me gustaria poder conversar con ella todo el tiempo, pero no era posible. Fue incluso a las horas del seminario que se llevaba su ordenador portatil para poder acceder a el para leer o recibir un mensaje misterioso de una mujer extrana, Andres incluso llego a estar celoso de ella.

-.Como has olvidado a mi madre? –le dijo en una occasion enfadado.

-.Como la voy a olvidar? Pero necesito que resistamos juntos para seguir adelante –respondio Julian.

Manuela - asi se llamaba la joven con quien hablaba - era para Iulian el drogo de que él era dependiente para siempre, de que él necesitaba todos los dias.

-Tenemos que vernos cara a cara –El le dijo varias veces a ella- quiero que nos veamos para conocernos y saber como eres en realidad.

- Algun dia sucedera la magia –dijo la mujer respondiendo al mensaje.

…………………………………………….............................................

-Nosotros podemos encontrarnos durante las vacaciones de verano en "Las arenas de oro", en Bulgaria. Mi prima estuvo alli durante la Pascua pero nunca regreso. No tenemos noticias de ella, necesito ir a buscarla, tengo que ir a ver, necesito saber que paso con ella. Ella queria mucho a su familia y no habria decidido desaparecer y dejar de dar senales de vida, yo la queria, para mi era una amiga muy cercana y tenia mucha confianza conmigo. A partir de ese dia ya no habia mas silencios de Julian. El solo pensaba en reunirse con ella. Como iria?.Donde se reunirian? Probablemente en la playa. “Si” –penso el hombre, alli seria el lugar ideal bajo los ardientes rayos de sol de verano, cerca del mar, las olas rompiendo en la fina arena sin descanso en la orilla, mientras que nuestras fossa nasales dilatadas, hambrientos de poder respirar ese aroma marino milagroso.

………………………………………................................………………

Era el uno de octubre y el Jefe del Departamento, el Sr. Guiso, pregunto a los profesores que estaban a su alrededor.

.Quien sabe algo sobre Ginica? El no ha vuelto a la Universidad.

Ya se habia iniciado el ano academico. Senor Cucuruz, ustedes eran amigos, acaba de llegar del mismo pueblo…

- No se nada, pregunte en la escuela de su hijo, a la comunidad de propietarios del edificio donde vivia, pregunte al presidente de la comunidad.

 La secretaria del Departamento, la senora Pasat, marco el numero del movil del colegio, donde el hijo del senor Ginica estudiaba. Andres no habia estado presente temprano en la escuela, no habia ido a la escuela para el inicio de curso.

- Sr. Turtirica. Nosotros llamamos de la Universidad. .Usted sabria que paso con el Sr. Ginica? .Donde esta? .Que hace? En el supuesto que usted lo sepa.

- No se nada ni de el ni de su hijo desde que comenzaron las vacaciones, no ha pagado el mantenimiento. .No dijo nada en el trabajo?

-No, no nos aviso. Si encuentran algo, vamos si tiene alguna noticia…

- Frusino, creo que debemos ir a su apartamento –dijo la esposa del Sr. Turturica. Ginica con su hijo probablemente no regresen.

En el apartamento de arriba, conocia a la vecina pero se conocio que estaba en un asilo y nunca iba a regresar. Y en el apartamento del Sr. Petrescu, que tenia bien ganado. Sus hijos estaban en el extranjero y no volverian al lugar. .No necesitaba la casa de la anciana? Hico que le inscribiese a su nombre para despues matarla, pero luego lo estropeo. Nadia sabia que le dio para tomar a la vieja. Todo el mundo pensaba que habia sufrido un ataque al corazon porque padecia una dolencia cardiaca. Por otra parte era la mas inteligente de la escalera, le pusieron veneno en la tuberia de agua potable, que nadie controlaba. La encontro muerta la hija de Precupeasca, que tambien habia fallecido el ano anterior y nadie sabia la causa. Solo el diablo  Romanescu no consumo el agua ya que para beber solo tomaba agua mineral que compraba, ahora sabia que era muy Buena para todos. Podrian entrar en su casa del senor Romanescu, aunque nosotros no podamos entrar y no importa como lo intento. !Era muy astuta la anciana! Pero no tuvo mucho tiempo de continuar con ese truco. Estaba obligado por ley a abrir, si se le solicitaba y serian capaces de entrar y por fin matarla.

 

 

 

 

 

        

 

title

 

YClick to add text, images, and other content